Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

Las plataformas de gestión cloud, base para impulsar los entornos híbridos

  • Noticias

Cloud datos

Saber elegir la solución de administración adecuada para la nube híbrida puede resultar fundamental para tener éxito en su implantación. Ahora bien, para ello, es preciso tener en cuenta una serie de capacidades.

También te puede interesar...

¿Quieres ver en directo Reimagine 2017? Puedes ver el streaming aquí.

Accede a las oportunidades que se abren con los nuevos servicios TI en este enlace

Descubre cómo IoT está transformando el mundo de los negocios en este enlace

El impacto de la Transformación Digital en el negocio al detalle en este enlace

Hoy en día, la oferta disponible para las empresas que han decidido finalmente embarcarse en la implementación de una infraestructura cloud híbrida puede resultar abrumadora. Con una gran cantidad de proveedores de la nube, distintos tipos de servicios y una variedad de precios. A esto hay que sumar que los modelos híbridos crean enormes desafíos de visibilidad y gestión relacionados con la gobernanza, el cumplimiento, la seguridad y el rendimiento. Por estos motivos, las plataformas de administración cloud ayudan a centralizar todas estas tareas, incluidas las nubes privadas y públicas, bajo un solo paraguas.

Ahora bien, a la hora de elegir una, hay que tener en cuenta que no todas las plataformas son iguales, y algunos proveedores añaden capacidades adicionales para satisfacer las necesidades únicas de las empresas. Sin embargo, todas deben tener estas cuatro capacidades principales:

- Servicios generales: Incluyen un portal, un catálogo de servicios y funciones de análisis y generación de informes que permiten la integración, proporcionan capacidades de autoservicio y optimizan el uso de la nube.

- Gestión de servicios: Permite administrar y supervisar todos los servicios de computación basados ​​en la nube que se utilizan, así como el almacenamiento, la memoria y la capacidad de recursos de la CPU, para ayudar a las empresas a implementar cargas de trabajo y cumplir con los requisitos de rendimiento.

- Gestión financiera: Deben medir y asignar costes, utilizar informes de devolución de cargo, facturar a los usuarios y prever el uso futuro. Estas características utilizan análisis en tiempo real, informes y analítica predictiva para automatizar el seguimiento del consumo de recursos de la nube.

- Gestión de recursos: Las funciones gestionan las aplicaciones, el almacenamiento, la red y los recursos del servidor con capacidades como el descubrimiento, el etiquetado, el aprovisionamiento, la orquestación y la migración.

Asimismo, es importante tener en cuenta que, sin capacidades de integración externas e internas, las empresas no pueden usar los sistemas o las herramientas existentes, ni administrar en múltiples entornos cloud. Para ello, las API publicadas por proveedores públicos, así como las de plataformas de nube privadas, logran integrarse en plataformas de gestión cloud.

Finalmente, la seguridad cloud es otro componente que estas plataformas tienen que permitir su administración, ya que las empresas deben asegurarse de que todos los recursos estén seguros cuando se desplieguen en distintas nubes. En este sentido, la administración del cifrado y de la identidad y el acceso mantienen los recursos cloud seguros en todos los entornos. 

Hybrid IT

En la Economía de las Ideas actual, el éxito favorece las organizaciones que pueden transformar rápidamente ideas en nuevos productos o servicios. Los modelos empresariales disruptivos están triunfando y la Transformación Digital es imperativo para todo tipo de compañías (Puede comparar su Transformación Digital en este enlace). En este clima cambiante, la TI debe evolucionar para apoyar a la empresa. Las soluciones que nos permitan combinar recursos propios con recursos ofrecidos a través de proveedores de servicios serán los catalizadores que aceleren la adopción de tecnologías más agiles y flexibles para la adaptación a la demanda de la economía digital . Puedes conocer las propuestas de HPE para ayudar a las empresas a sacar partido de esta tecnología en este enlace o puedes conocer casos de uso de la nube híbrida en este enlace.