Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

La cloud híbrida, una opción más para gestionar las comunicaciones unificadas

  • Noticias

comunicaciones unificadas

¿Deberían las organizaciones abordar un enfoque híbrido en sus comunicaciones unificadas, manteniendo algunos sistemas en sus instalaciones y moviendo otros a la nube? Antes de responder a esta pregunta, es preciso analizar sus ventajas e inconvenientes.

También te puede interesar...

¿Quieres ver en directo Reimagine 2017? Puedes ver el streaming aquí.

Accede a las oportunidades que se abren con los nuevos servicios TI en este enlace

Descubre cómo IoT está transformando el mundo de los negocios en este enlace

El impacto de la Transformación Digital en el negocio al detalle en este enlace

Según diversos analistas del sector, en 2016, el mercado de las comunicaciones unificadas superó en todo el mundo los 21.000 millones de dólares, con crecimientos interanuales en torno al 30% durante los últimos ejercicios. Por tanto, cada vez más empresas se decantan por este tipo de sistemas para gestionar sus comunicaciones. Ahora bien, en un entorno empresarial en el que comienza a ganar protagonismo la nube híbrida, ¿es adecuado dar el salto a esta tecnología en el ámbito de las comunicaciones unificadas?

Para ello, la mejor forma de saberlo es analizar sus ventajas e inconvenientes. En el primer apartado, el beneficio principal es que la nube híbrida coge lo mejor de ambos mundos: on premise y cloud, lo que permite la transición de algunos sistemas a la nube, mientras que otros se siguen ejecutando en la infraestructura local. Por tanto, las soluciones de comunicaciones unificadas híbridas se aprovechan de la infraestructura local en la que ya se ha invertido y lo casan con éxito con los servicios cloud. Así pues, un enfoque híbrido permite moverse gradualmente a la nube al ritmo que mejor se adapte a cada organización, al tiempo que maximiza la inversión en infraestructura local existente.

Por otro lado, hay que reconocer que los sistemas locales todavía cuentan con un mayor número de funciones que los de cloud. Por eso, un enfoque híbrido permite a los usuarios avanzados utilizar todas esas características que necesitan en la empresa, mientras que los usuarios con menos conocimientos pueden aprovechar de inmediato los beneficios de la nube.

Por otro lado, mover sistemas enteros a la nube puede ser arriesgado. En cambio, una aproximación híbrida ofrece a las organizaciones la flexibilidad para moverse gradualmente a la nube, una aplicación a la vez. En otras palabras, la nube híbrida proporciona una plataforma en la que puede probar un servicio completamente nuevo sin ejercer presión indebida sobre su infraestructura general.

Ahora bien, no hay que olvidar que la nube híbrida también puede entrañar inconvenientes. En primer lugar, representa una mayor complejidad. La ejecución eficaz de una solución de nube híbrida no es una tarea fácil; necesita una infraestructura robusta y la experiencia adecuada para soportar un despliegue híbrido. Y si no se cuenta con la experiencia interna necesaria, quizás haya que encontrar los socios adecuados para facilitar la integración y el despliegue, y eso puede aumentar sus costes.

También aporta menos claridad, añadiendo más incertidumbre a la mezcla e introduciendo preguntas acerca de quién es dueño de qué. Y es que solucionar problemas de clasificación es más difícil en un entorno híbrido. A esto se añade que puede implicar una gran cantidad de equipos de muchos vendedores diferentes, lo que significa que debe ser capaz de tomar datos de varias fuentes y unirlos para obtener una imagen completa de lo que está sucediendo en toda su solución. La gestión del rendimiento proactivo es, en realidad, más importante que nunca en un entorno híbrido, ya que es necesario conocer los posibles problemas de inmediato para mantener una fuerza de trabajo eficiente y una experiencia positiva para el usuario.

Puestas sobre la mesa sus ventajas e inconvenientes, ahora es el turno de que las organizaciones analicen sus sistemas para determinar si les resulta rentable administrar sus servicios de comunicaciones unificadas en un entorno híbrido o no. 

Hybrid IT

En la Economía de las Ideas actual, el éxito favorece las organizaciones que pueden transformar rápidamente ideas en nuevos productos o servicios. Los modelos empresariales disruptivos están triunfando y la Transformación Digital es imperativo para todo tipo de compañías (Puede comparar su Transformación Digital en este enlace). En este clima cambiante, la TI debe evolucionar para apoyar a la empresa. Las soluciones que nos permitan combinar recursos propios con recursos ofrecidos a través de proveedores de servicios serán los catalizadores que aceleren la adopción de tecnologías más agiles y flexibles para la adaptación a la demanda de la economía digital . Puedes conocer las propuestas de HPE para ayudar a las empresas a sacar partido de esta tecnología en este enlace o puedes conocer casos de uso de la nube híbrida en este enlace.