Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

Los cinco factores que determinan las cargas de trabajo en la TI híbrida

  • Noticias

cinco

El coste, la agilidad y la respuesta a las condiciones de negocio, el control y la centralización de TI, la seguridad, y la regulación y el cumplimiento son características que hay que tener en cuenta a la hora de que las empresas sitúen las cargas de trabajo en sus infraestructuras de TI.

La consultora 451 Research, en colaboración con HPE, han presentado un informe sobre las mejores prácticas para la ubicación de las cargas de trabajo en entornos híbridos. En él se pone de manifiesto que las cargas de trabajo todavía se ubican con mayor frecuencia en la infraestructura tradicional (59%), en comparación con las implementaciones en la nube (41%). Sin embargo, esta mezcla cambiará drásticamente en los próximos dos años, básicamente invirtiendo las cifras, pasando al 59,5% las desplegadas en la nube y al 40,5% las implantadas en la infraestructura no cloud.

También te puede interesar...

¿Quieres ver en directo Reimagine 2017? Puedes ver el streaming aquí.

Accede a las oportunidades que se abren con los nuevos servicios TI en este enlace

Descubre cómo IoT está transformando el mundo de los negocios en este enlace

El impacto de la Transformación Digital en el negocio al detalle en este enlace

Partiendo de esta base, el estudio enumera los cinco factores que pueden determinar la localización de las cargas de trabajo en la nube híbrida. Son éstos:

1.- Coste. Mientras que los beneficios a largo plazo de la tecnología híbrida son la agilidad de negocio y de TI y la escalabilidad perfecta, el 78% de las organizaciones que utilizan las cargas de trabajo en la nube confirman que aumentarán la capacidad de responder a las necesidades cambiantes del negocio. Creen que la nube incrementará los ingresos empresariales. Pero es el coste el que casi siempre entra en la ecuación de la carga de trabajo. De hecho, entre el cuarto de las organizaciones que están migrando cargas de trabajo de nubes públicas a privadas, se cita el coste como el principal conductor.

2.- Agilidad y respuesta a las condiciones de negocio. Al principio, el motor clave de desplegar cargas de trabajo en los modelos cloud fue el ahorro de costes en gastos de capital y operativos. Con el tiempo, surgen otros importantes beneficios empresariales como una mayor agilidad y una respuesta más rápida a las cambiantes condiciones del negocio. Principalmente, la razón de estas empresas para desplegar en la nube es responder con mayor rapidez a las necesidades corporativas.

3.- Control y centralización de TI. En conjunto, estos dos factores relacionados representan los principales impulsores para entornos de nube privada, tanto para la decisión de implementación inicial como motivadores para la migración desde entornos de nube públicos. Según el informe, las opciones de nube privadas alojadas y on premise emergerán como el modelo de implementación elegido para las cargas de trabajo de aplicaciones empresariales tradicionales movidas a la nube, puesto que eso aporta confianza a las organizaciones que están preocupadas por la seguridad y la gobernanza en entornos de nube pública.

4.- Seguridad. Los principales proveedores de cloud pública cuentan con un número relativamente grande de especialistas en seguridad con mucha exposición y experiencia en el combate frente a las amenazas globales, lo que crea un entorno cloud altamente seguro. De hecho, incluso las empresas más grandes no pueden igualar este conjunto de habilidades y conocimiento de amenazas. Ahora bien, la seguridad es el principal impulsor de las cargas de trabajo en la infraestructura no cloud.

5.- Regulación y cumplimiento. En determinadas industrias, como la sanitaria, las exigencias de regulación y cumplimiento hacen relativamente fácil el trabajo de decidir la colocación de las cargas de trabajo. Claro que, en entornos regulados, la migración a gran escala de las cargas de trabajo a la nube debe ser cuidadosamente examinada, particularmente en la cloud pública, generalmente con un análisis detallado de coste-beneficio. En tales casos, la nube privada local y la TI tradicional no relacionada con cloud podrían ser mejores opciones para el despliegue de las cargas de trabajo.

Hybrid IT

En la Economía de las Ideas actual, el éxito favorece las organizaciones que pueden transformar rápidamente ideas en nuevos productos o servicios. Los modelos empresariales disruptivos están triunfando y la Transformación Digital es imperativo para todo tipo de compañías (Puede comparar su Transformación Digital en este enlace). En este clima cambiante, la TI debe evolucionar para apoyar a la empresa. Las soluciones que nos permitan combinar recursos propios con recursos ofrecidos a través de proveedores de servicios serán los catalizadores que aceleren la adopción de tecnologías más agiles y flexibles para la adaptación a la demanda de la economía digital . Puedes conocer las propuestas de HPE para ayudar a las empresas a sacar partido de esta tecnología en este enlace o puedes conocer casos de uso de la nube híbrida en este enlace.

TAGS Cloud