Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

Los tres errores más comunes en las migraciones a la nube

  • Noticias

inactividad fallo problema

Mover las aplicaciones erróneas por razones equivocadas, suscribir acuerdos de nivel de servicio con términos innecesarios y no considerar el mantenimiento de las aplicaciones cloud son tres fallos que cometen muchas empresas en su viaje a la nube.

También te puede interesar...

¿Quieres descubrir cómo la Tecnología puede hacer crecer tu negocio? No te pierdas Reimagine 2017. Regístrate aquí.

Accede a las oportunidades que se abren con los nuevos servicios TI en este enlace

Descubre cómo IoT está transformando el mundo de los negocios en este enlace

El impacto de la Transformación Digital en el negocio al detalle en este enlace

Aunque equivocarse es de humanos y todos cometemos errores, no hay necesidad de repetir fallos conocidos en los proyectos de migración de las soluciones de TI a los entornos cloud. De hecho, diversos analistas de la industria han detectado tres tipos de errores comunes que conviene evitar y que se enumeran a continuación:

1.- Mover las aplicaciones erróneas por razones equivocadas a la nube. Las empresas siguen seleccionando las aplicaciones que son incorrectas para la nube como las que primero se han de migrar. Éstas, a menudo, están fuertemente acopladas a las bases de datos y tienen otros problemas que no son fáciles de solucionar. Como resultado, después de trasladarlas a los entornos cloud, no acaban de funcionar como se esperaba de ellas y necesitan una mayor dedicación para hacerlas funcionar correctamente.

2.- Suscribir acuerdos de nivel de servicio (SLA) no escritos para las aplicaciones que se están moviendo a la nube. Hay muchas empresas que firman hoy en día este tipo de documentos con términos que no tienen nada que ver con sus necesidades. Sus aplicaciones utilizan los servicios cloud en formas que ni el proveedor de la nube ni el propietario de la aplicación esperaban. Como resultado, el proveedor cloud no cumple con las expectativas en términos de recursos y rendimiento, y las organizaciones no tienen un recurso legal para dar marcha atrás.

3.- No considerar el mantenimiento de las aplicaciones en la nube. Hay empresas que opinan que, una vez hecha la migración, el cloud mantendrá mágicamente sus aplicaciones, cuando no es así. Y es que, al igual que se realiza un mantenimiento de las soluciones on premise, también hay que hacerlo con las de la nube. Lo bueno, eso sí, es que ambos procesos son muy parecidos.

Hybrid IT

En la Economía de las Ideas actual, el éxito favorece las organizaciones que pueden transformar rápidamente ideas en nuevos productos o servicios. Los modelos empresariales disruptivos están triunfando y la Transformación Digital es imperativo para todo tipo de compañías (Puede comparar su Transformación Digital en este enlace). En este clima cambiante, la TI debe evolucionar para apoyar a la empresa. Las soluciones que nos permitan combinar recursos propios con recursos ofrecidos a través de proveedores de servicios serán los catalizadores que aceleren la adopción de tecnologías más agiles y flexibles para la adaptación a la demanda de la economía digital . Puedes conocer las propuestas de HPE para ayudar a las empresas a sacar partido de esta tecnología en este enlace o puedes conocer casos de uso de la nube híbrida en este enlace.

TAGS Cloud