Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

Muchas organizaciones están implementando entornos híbridos sin saberlo

  • Noticias

HPE Empresa datos

Según un informe, mientras que la definición conceptual de la cloud híbrida no es un reto para las personas, identificarla en la práctica parece que les resulta más difícil.

Microsoft ha publicado recientemente el informe “State of the Hybrid Cloud”, según el cual el 63% de las grandes y medianas empresas ya han implementado una nube híbrida; mientras que el 37% restante aún no han hecho, pero tiene la intención de ponerlo en práctica dentro de los próximos doce meses. Ahora bien, lo realmente sorprendente es que, de este último grupo, el 48% ya ha desplegado algún entorno híbrido sin saberlo, según Microsoft.

También te puede interesar...

¿Quieres descubrir cómo la Tecnología puede hacer crecer tu negocio? No te pierdas Reimagine 2017. Regístrate aquí.

Accede a las oportunidades que se abren con los nuevos servicios TI en este enlace

Descubre cómo IoT está transformando el mundo de los negocios en este enlace

El impacto de la Transformación Digital en el negocio al detalle en este enlace

La compañía llegó a esa conclusión basándose en la infraestructura especificada por los 1.175 profesionales de TI que realizaron la encuesta. “Es probable que una empresa tenga una estrategia de nube híbrida y ya haya comenzado a implementarla. Lo sabemos porque nueve de cada diez trabajadores de TI informan de que la nube híbrida será el enfoque para sus organizaciones dentro de cinco años”, explica Julia White, vicepresidenta corporativa de la plataforma de cloud de Microsoft.

En general, los que respondieron a la encuesta de Microsoft tenían definiciones similares de nube híbrida, asegurando que es algún tipo de infraestructura que integra un entorno local y una cloud pública. Sin embargo, Microsoft se sorprendió por la disparidad entre esa definición y la realidad. De hecho, según indica el informe, parece que mientras que la definición conceptual de la nube híbrida no es un reto para las personas, identificarla en la práctica es más difícil.

Tanto es así que muchas empresas no consideraron como cloud híbrida muchos despliegues realizados. Precisamente, Microsoft señala en su informe cuatro categorías en las que sucede esto. La primera son las aplicaciones híbridas. Y es que cualquier solución que comparta API comunes y experiencias de usuario final con una implementación local y servicios IaaS o PaaS se considera así. Normalmente, una organización puede extender una aplicación combinando datos locales con recursos de cloud pública bajo demanda cuando los requisitos de carga de trabajo aumentan.

La segunda hace referencia a los datos, puesto que cada vez se ha vuelto más común el uso de alguna forma de nube pública para respaldar y/o archivar información. Del mismo modo, muchas herramientas de análisis front-end móviles y basadas en web pueden ejecutarse en la cloud pública, incluso si se están consultando datos locales.

En tercer lugar está el usuario. Las organizaciones que ejecutan Office 365 o que utilizan servicios de compartición de archivos basados ​​en la nube, como OneDrive, Box o Dropbox, son ejemplos de aquéllos que probablemente tienen una cloud híbrida. Los directorios basados ​​en la nube federados con información de cuentas de usuario local, sobre todo Active Directory, se han convertido en formas populares de proporcionar inicio de sesión único (SSO) a los recursos empresariales, incluidas las aplicaciones y herramientas basadas en SaaS.

Y finalmente, se encuentra la infraestructura. La capacidad de ampliar el procesamiento de un centro de datos local mediante la conexión a una red pública basada en la nube IaaS o PaaS a través de una pasarela, red o VPN dedicada constituye una nube híbrida básica. Precisamente, es lo que permiten las aplicaciones de cloud híbrida antes mencionadas. Pero cualquier persona que usa una herramienta de monitorización que ofrece visibilidad y control sobre ambos sistemas en las instalaciones y en una nube pública también tiene una nube híbrida, según Microsoft.

Asimismo, muchas organizaciones que requieren una recuperación casi en tiempo real de los datos locales usan nuevas ofertas de recuperación de desastres como servicio (DRaaS). Éstos son servicios basados ​​en la cloud pública capaces de proporcionar replicación casi sincrónica entre los dos. Y una organización que ha implementado herramientas avanzadas de análisis de seguridad que proporcionan vistas unificadas y protección contra amenazas en cualquier punto final local o un recurso cloud también tiene una infraestructura de nube híbrida.

Hybrid IT

En la Economía de las Ideas actual, el éxito favorece las organizaciones que pueden transformar rápidamente ideas en nuevos productos o servicios. Los modelos empresariales disruptivos están triunfando y la Transformación Digital es imperativo para todo tipo de compañías (Puede comparar su Transformación Digital en este enlace). En este clima cambiante, la TI debe evolucionar para apoyar a la empresa. Las soluciones que nos permitan combinar recursos propios con recursos ofrecidos a través de proveedores de servicios serán los catalizadores que aceleren la adopción de tecnologías más agiles y flexibles para la adaptación a la demanda de la economía digital . Puedes conocer las propuestas de HPE para ayudar a las empresas a sacar partido de esta tecnología en este enlace o puedes conocer casos de uso de la nube híbrida en este enlace.

TAGS Cloud, Empresa