Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

Razones por las que 2017 será el año de la TI híbrida

  • Noticias

2017

Por su escalabilidad, coste y seguridad, las soluciones de cloud híbridas son una buena alternativa para que las organizaciones puedan gestionar más adecuadamente sus cargas de trabajo y aumenten la flexibilidad de sus sistemas.

Divididas sus infraestructuras tecnológicas entre soluciones locales y entornos en la nube, cada vez más empresas vivirán este año en una infraestructura de TI híbrida. Tanto es así que los últimos informes presentados por compañías analistas revelan que muchas organizaciones ya han comenzado a dividir sus presupuestos cloud entre implementaciones públicas y privadas, creando demanda de estrategias de cloud híbridas que les aportan una mayor flexibilidad, así como mayores opciones de implementación de cargas de trabajo.

También te puede interesar...

¿Quieres descubrir cómo la Tecnología puede hacer crecer tu negocio? No te pierdas Reimagine 2017. Regístrate aquí.

Accede a las oportunidades que se abren con los nuevos servicios TI en este enlace

Descubre cómo IoT está transformando el mundo de los negocios en este enlace

El impacto de la Transformación Digital en el negocio al detalle en este enlace

De hecho, la nube híbrida permite que las cargas de trabajo existan en una nube pública dirigida por un proveedor o en una nube privada dirigida por el cliente. Esto significa que los equipos de TI son capaces de aprovechar la seguridad y el control de una nube privada, así como la flexibilidad de los servicios de la nube pública. Por lo tanto, pueden obtener lo mejor de ambos mundos.

Sobre esta base, se pueden resumir en tres puntos los beneficios clave asociados con la implementación de una solución de nube híbrida:

- Escalabilidad. Teniendo en cuenta que los requerimientos de las organizaciones rara vez se ejecutan en una línea horizontal, las soluciones de nube pública son particularmente valiosas para cargas de trabajo dinámicas o altamente cambiantes. Cuando el tráfico sube, un entorno híbrido permite una rápida escalabilidad para satisfacer las necesidades del momento. Cuando esa oleada desaparece, los recursos consumidos en la nube pueden reducirse para evitar provisionar de más y mantener los costes bajo control. En otras palabras, con una estrategia de nube híbrida, el departamento de TI tiene la opción de rebasar las cargas de trabajo en la nube pública cuando se requiera para mantener el rendimiento durante periodos de mayor demanda.

- Coste. La nube pública es rápida y barata de escalar y no requiere de inversión inicial en la infraestructura como en la nube privada. Lo bueno de un enfoque híbrido es que aporta ahorros a largo plazo. Ya no se trata de determinar la carga máxima, reservando lo que se necesita para ella y pagando por todo si se utiliza o no. Una solución híbrida permite la localización y reasignación de los recursos para satisfacer las necesidades cambiantes de carga de trabajo cuando sea necesario.

- Seguridad. Aunque todavía está extendida la percepción de que la nube no es tan segura como la infraestructura local, hay cada vez más evidencias de que los entornos de nube pública sufren de menos ataques como ransomware y virus que los entornos de TI tradicionales. Los proveedores de servicios en la nube ahora ofrecen seguridad y reportes de cumplimiento que son muy difíciles de igualar para las empresas de medianas y pequeñas empresas por su propia infraestructura de TI. A pesar de ello, todavía puede haber razones por las cuales ciertas aplicaciones, en particular aquéllas que funcionan con sistemas heredados, pueden necesitar permanecer en local, y una estrategia de nube híbrida permite ese enfoque dual.

A pesar de estos tres beneficios relacionados con la implementación de una estrategia de nube híbrida, hay un desafío clave que las empresas deben superar: tener visibilidad y control de sus cargas de trabajo y recursos cloud. Con demasiada frecuencia, las organizaciones que buscan adoptar la nube híbrida como un medio para aumentar la agilidad dentro de su operación de TI permanecen atascadas en la etapa de implementación. Se quedan luchando por el control de su entorno, porque la mayoría de los proveedores cloud no ofrecen el mismo grado de visibilidad a los que están acostumbradas con sus recursos on premise. A medida que las empresas hacen del cloud una parte más estratégica, consiguen una mayor visibilidad y control de la gestión en áreas como el rendimiento, la facturación, la seguridad y el cumplimiento de informes.

Así pues, a medida que la adopción de la nube híbrida se incremente, los equipos de TI necesitarán que los proveedores de servicios cloud les proporcionen visibilidad y herramientas de gestión cloud de extremo a extremo que les ayuden a abordar y gestionar la nube de una manera más estratégica. 

Hybrid IT

En la Economía de las Ideas actual, el éxito favorece las organizaciones que pueden transformar rápidamente ideas en nuevos productos o servicios. Los modelos empresariales disruptivos están triunfando y la Transformación Digital es imperativo para todo tipo de compañías (Puede comparar su Transformación Digital en este enlace). En este clima cambiante, la TI debe evolucionar para apoyar a la empresa. Las soluciones que nos permitan combinar recursos propios con recursos ofrecidos a través de proveedores de servicios serán los catalizadores que aceleren la adopción de tecnologías más agiles y flexibles para la adaptación a la demanda de la economía digital . Puedes conocer las propuestas de HPE para ayudar a las empresas a sacar partido de esta tecnología en este enlace o puedes conocer casos de uso de la nube híbrida en este enlace.

TAGS Cloud